Antecedentes

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a partir del 2009, instrumenta la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2009 para la Igualdad Laboral entre Mujeres y Hombres. El objetivo de esta Norma se estableció con el fin de evaluar y certificar las prácticas en materia de igualdad laboral y no discriminación, implementadas en los centros de trabajo además de dar cumplimiento a la normatividad nacional e internacional en materia de igualdad y no discriminación laboral, previsión social, clima laboral adecuado, accesibilidad, ergonomía y libertad sindical. Dicha norma, a raíz de los cambios en las normativas en los temas que aborda, se fortaleció dando como resultado el cambio de su denominación quedando como NMX-R-025-SCFI-2012.

Asimismo, la STPS busca promover una cultura laboral donde el sexo, la edad, la discapacidad, el estado de salud o cualquier otra condición, no sean obstáculo para la inclusión laboral; donde la responsabilidad social de los centros de trabajo con los sectores más desfavorecidos de la sociedad sea un valor.

El INMUJERES implementó el Modelo de Equidad de Género (MEG) en el año 2003, cuyo objetivo es desarrollar, fomentar e impulsar la igualdad de género en las organizaciones, para institucionalizar las políticas de igualdad de género y propiciar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el trabajo.

El CONAPRED tiene como principal facultad promover acciones para prevenir y erradicar la discriminación. En 2011 diseñó e implementó la Guía de Acción contra la Discriminación: “Institución Comprometida con la Inclusión” (Guía ICI), con el fin de apoyar y asesorar a las instituciones públicas, educativas, empresas y organizaciones sociales de todo el país en la construcción de la cultura de igualdad laboral y no discriminación.

En agosto de 2014, la STPS, el Inmujeres y el Conapred suscribieron un convenio de colaboración para realizar, de manera coordinada, acciones tendientes a promover, difundir y fomentar la igualdad laboral y no discriminación en los centros de trabajo de los sectores público, privado y social.

Es un mecanismo de adopción voluntaria para reconocer a los centros de trabajo que cuentan con prácticas en materia de igualdad laboral y no discriminación, para favorecer el desarrollo integral de las y los trabajadores.

Objetivo

Que los centros de trabajo público, privado y social, de cualquier actividad y tamaño, integren, implementen y ejecuten dentro de sus procesos de gestión y de recursos humanos, prácticas para la igualdad laboral y no discriminación que favorezcan el desarrollo integral de las y los trabajadores.

Su finalidad es fijar las bases para el reconocimiento público de los centros de trabajo que demuestran la adopción y el cumplimiento de procesos y prácticas a favor de la igualdad laboral y no discriminación

Requisitos

1. Contar con una política de Igualdad Laboral y No Discriminación.

2. Comité de Igualdad Laboral y no Discriminación.

3. Reclutamiento y selección de personal sin discriminación y con igualdad de oportunidades.

4. Realizar una auditoría interna

5. Medir el clima laboral y no discriminación en el centro de trabajo.

6. Código de ética.

7. Garantizar Igualdad salarial

8. Garantizar procesos de ascenso

9. Garantizar procesos de formación y capacitación con igualdad de oportunidades.

10. Desarrollar un plan de sensibilización en igualdad laboral y no discriminación.

11. Hacer uso de un lenguaje incluyente, no sexista.

12. Acciones para la corresponsabilidad en la vida laboral, familiar y personal.

13. Contar con accesibilidad en los centros de trabajo.

14. Mecanismos y regulaciones para prevenir, atender y sancionar las prácticas de discriminación y violencia laboral en el centro de trabajo

Beneficios

Los beneficios esperados después de la certificación son:

  • Capacitación y asesoría gratuita durante todas las etapas, por parte del personal del Instituto Jalisciense de las Mujeres.
  • Mejor rendimiento y desempeño de las y los empleados.
  • Menor ausencia del personal en el lugar de trabajo.
  • Ambiente libre de discriminación.
  • Incrementar la competitividad, rentabilidad y productividad de la empresa.
  • Reducir la rotación de personal.
  • Brindará una imagen atractiva ante sus socias comerciales al asumirse  como una empresa socialmente responsable.

En Jalisco actualmente solo hay 6 centros de trabajo certificados.

Dependencias

  • Auditoría Superior del Estado de Jalisco
  • Comisión Nacional Forestal Delegación Jalisco
  • Secretaría de Comunicaciones y Transportes Centro SCT Jalisco
  • Universidad Politécnica de la Zona Metropolitana de Guadalajara
  • Instituto Jalisciense de las Mujeres

Centros de trabajo privados:

  • Consultoría de Guadalajara, S.A. de C.V. (ESPREZZA, cuenta también el distintivo)

Capacitación en la NOM025

 

Año: